REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERIOR

 

8. REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERIOR
(Contenido en el Proyecto Educativo de Centro)

8.1 LA CONVIVENCIA COMO ARGUMENTO EDUCATIVO

El fomento de la convivencia es uno de los mejores argumentos para dar vida a una comunidad educativa. Por eso, debe ser una encomienda colectiva que se ha de enfatizar en el documento que da forma a la regulación de la acción educativa en el IES Miguel Catalán. Para conseguir armonizar intereses educativos y personales con el sistema de organización del centro se impulsará con las siguientes ideas:
8.1.1 Principios básicos
Las relaciones entre los miembros de la Comunidad Escolar estarán presididas por un espíritu de comprensión, tolerancia y participación democrática.
El respeto mutuo, la igualdad de derechos, la cortesía y la educación en las relaciones personales y colectivas deben ser las pautas de comportamiento diarias de todos los integrantes de la Comunidad educativa.
Las actuaciones de carácter preventivo basadas en la comunicación, la participación, el encuentro y el diálogo tendrán un impulso especial pues facilitan el entendimiento entre iguales y diferentes.
El diálogo, la mediación y la conciliación serán estrategias habituales y preferentes para la resolución de los posibles conflictos entre iguales o diferentes colectivos de la comunidad educativa.
8.1.2 Las principales normas generales
La asistencia a todas las clases es un derecho y un deber de los alumnos, por lo tanto, es obligatoria en todas las enseñanzas presenciales. Cualquier ausencia a clase deberá ser necesariamente registrada por el profesor de la sesión correspondiente en el SGD e informada la familia o el alumno, si éste es mayor de edad. En caso de reiteración o siempre que un profesor o el tutor lo solicite, las ausencias deberán justificarse mediante la documentación acreditativa correspondiente: motivo familiar, médico u otra circunstancia personal, incluso aquellas ausencias producidas por actividades o disposiciones derivadas de los órganos docentes o directivos del Centro. A la vista de la motivación de las ausencias, el profesor de una materia o el tutor del grupo propondrán a la Dirección del centro la medida correctiva considerada: comunicación a comisión de absentismo escolar, pérdida de evaluación continua, anulación de matrícula.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, cuando un alumno de Bachillerato falte a clase deberá, en un plazo no superior a los tres días posteriores a su incorporación, presentar en Jefatura de Estudios un justificante de la causa de la falta. Desde Jefatura de estudios, una vez que el alumno haya acumulado un número de faltas estipulado por el Equipo directivo, se le entregará una amonestación escrita y se le enviará a las familias la notificación de la incidencia, informándoles de que puede perder el derecho de evaluación continua en las materias en las que acumula las faltas de asistencia.
La puntualidad diaria a todas las clases es, igualmente, un deber. Los retrasos a clase suponen una falta de respeto a la actividad docente de todo el grupo de alumnos. Por ello, la impuntualidad reiterada motivará una medida correctiva de acuerdo con el RRI.
Los alumnos que individual o colectivamente decidan no asistir a sus clases tendrán computada su ausencia como no justificada. No serán objeto de corrección si a partir de tercer curso de ESO esta ausencia ha sido el resultado del ejercicio de su derecho de reunión o decisión de secundar una convocatoria de huelga. En tal caso, los alumnos deberán seguir el siguiente procedimiento:
Reunión de delegados para analizar la conveniencia o no de realizar el seguimiento de la convocatoria.
Reunión del grupo de alumnos para decidir democráticamente la postura.
Comunicación a la Dirección por escrito de la decisión de secundar la huelga, teniendo en cuenta que debe salvaguardar el derecho individual de asistencia a clase de quien no quiera secundarla.
Los alumnos menores de edad y mayores de 3º de ESO deberán tener autorización escrita de las familias con anterioridad la salida del Centro para ejercer el derecho de huelga.
El alumnado participará en las actividades orientadas al desarrollo de los planes de estudio, cumplirá los horarios aprobados, seguirá las orientaciones del profesorado respecto de la enseñanza que imparte y respetará el ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros.
Durante la actividad académica, el alumnado permanecerá en las aulas, salvo circunstancias especiales (convalidación, pertenencia a otro turno u otra causa justificada). En estos casos permanecerá en la biblioteca.
Los alumnos menores de edad no podrán ausentarse del Centro durante la jornada escolar, salvo comunicación escrita de sus padres que dejarán en información, firmando y anotando su salida en registro.
Las puertas permanecerán cerradas al exterior durante el transcurso de las clases para garantizar la seguridad. Si por alguna circunstancia se precisa el uso del ascensor se solicitará llave en conserjería, que deberá ser devuelta finalizada su necesidad.
Cualquier problema de tipo médico en el centro será comunicado inmediatamente al Equipo Directivo o, en su ausencia, al profesorado de guardia para atenderle y localizar a un familiar. En caso de urgencia o gravedad, se trasladará a dependencias sanitarias acompañado por un profesor del centro hasta la comparecencia del familiar. Llegado el caso, se realizarán los trámites oficiales de parte de accidentes.
Se potenciará la comunicación por medios electrónicos entre todos los miembros de la comunidad educativa: información general del centro, documentos y convocatorias, etc. Los datos personales de asistencia, observaciones, comunicaciones, calificaciones de los alumnos quedarán protegidas para garantizar el conocimiento exclusivo de los alumnos y, si son menores, sus padres o tutores.

8.2 LAS NORMAS DE FUNCIONAMIENTO

8.2.1 El comienzo de la jornada escolar
Para mayor fluidez y seguridad se abrirán las tres puertas (central, lateral derecha y lateral izquierda) veinte minutos antes de la hora oficial de entrada, así como las verjas de la calle. Las puertas se cerrarán a los cinco minutos de la hora oficial de entrada. La puerta central permanecerá cerrada y atendida ininterrumpidamente por un conserje durante toda la jornada escolar. Los alumnos que lleguen al Centro con retraso seguirán las indicaciones del E. Directivo pudiendo permanecer en la sala de estudios de la biblioteca, evitando la interrupción de las clases en todas las enseñanzas.
8.2.2 Regulación de los cambios de clase y tránsito por las dependencias del Instituto
Las pausas de cinco minutos entre clases son periodos de descanso en el que preferentemente se permanecerá dentro del aula, salvo alguna necesidad o cambio de espacio. En el supuesto de quedar el aula vacía se cerrará con llave hasta su nueva utilización lectiva. El tránsito por los pasillos será ordenado.
8.2.3 Recreo
Las aulas permanecerán cerradas con llave y el alumnado saldrá a los patios de recreo o cafetería. Los profesores colaborarán con los conserjes en el cierre y apertura de las aulas. Los alumnos de 2º de Bachillerato y Ciclos de Grado Superior podrán permanecer en el aula o salir del Centro siguiendo en todo caso las orientaciones del profesorado. A criterio del profesorado de guardia de recreo, cuando las condiciones meteorológicas hagan difícil la permanencia de los alumnos en los patios, estos podrán permanecer en el interior del centro respetando las normas de convivencia: los grupos de Bachillerato o Ciclos Formativos en las aulas del grupo y los grupos de ESO en los vestíbulos de planta semisótano y aula de usos múltiples.
Los alumnos mayores de edad o en curso terminal podrán salir del centro durante el tiempo de recreo, dispondrán de un carné que así lo autorice.
8.2.4 El final de la jornada escolar
Al finalizar la jornada escolar el aula quedará ordenada y con las luces apagadas. Jefatura de Estudios establecerá junto con los tutores pautas para conseguir este objetivo. De cualquier forma se insta la colaboración del último profesor de la jornada lectiva de cada espacio.
8.2.5 Condiciones para la salida del centro durante la jornada escolar
Los alumnos solo pueden salir del centro de acuerdo con el siguiente procedimiento:
Tener causa justificada por escrito de sus padres. Entregar en información la correspondiente autorización para trasladarla a Jefatura. En caso de que el alumno sea mayor de edad, deberá justificar sus salidas mostrando algún tipo de identificación. No obstante, esto no le exime de su obligación de asistir a clase y cumplir las normas de convivencia del Centro. Si no se dan estas circunstancias, un alumno no podrá abandonar el Centro salvo situaciones especiales que se expondrán al Equipo Directivo para su consideración.
8.2.6 Las sustituciones del profesorado ausente
Los profesores de guardia de aula serán los responsables de los grupos de alumnos que se encuentren sin profesor por cualquier circunstancia, orientarán sus actividades y velarán por el orden y buen funcionamiento del Centro.
a) Suplencias del profesorado ausente
En la sala de profesores se informará cada mañana de los profesores ausentes, el grupo y aula que les corresponde en cada una de las sesiones así como de alguna especial circunstancia, si la hubiera. Se designará el profesor suplente con los criterios de adjudicación que el Equipo Directivo hará públicos en cada curso escolar procurando que si hay un profesor de guardia que imparte clase en el grupo sea él el suplente con el fin de que los alumnos puedan aprovechar mejor ese tiempo lectivo.
En la primera sesión, si la ausencia del profesor está prevista, se avisará a los alumnos para que tengan opción de venir más tarde, si sus familias así lo consideran. Un profesor de guardia permanecerá en la sala de estudio de la biblioteca para atender a los que vengan o lleguen con retraso. En caso de no estar prevista la ausencia del profesor de primera hora, un profesor de guardia atenderá el grupo completo en su aula.
Si la ausencia del profesor se prevé en la última sesión, los alumnos de los grupos de Ciclos Formativos y Bachillerato podrán adelantar la clase si fuera posible y salir del Centro dentro de los cinco minutos del cambio de clase o permanecer en la biblioteca. En los grupos de 2º, 3º y 4º ESO no podrá adelantarse la clase y sólo podrán ausentarse aquellos alumnos que expresamente tengan autorización firmada de su familia a principio de curso. Los que no la tengan permanecerán en la biblioteca con el profesor de guardia, que comprobará la asistencia de quienes no tienen permiso. Los grupos de alumnos de 1º de ESO no podrán ausentarse en ningún caso y permanecerán en su aula con el profesor de guardia.
En caso de ausencias del profesorado en una sesión que el grupo esté desdoblado en hora consecutiva, el profesor del grupo desdoblado atenderá las dos sesiones al grupo completo siempre que sea posible. Este servicio tendrá consideración de suplencia que le será imputada como compensación en una de sus guardias semanales de aula, si las tuviera.
La atención de alumnos en sesiones asignadas a aulas específicas podrá realizarse en aulas de grupo, si están libres, o en espacios comunes: aula de usos múltiples o biblioteca.
En todos los casos, el profesor de guardia está obligado a controlar la asistencia y registrar la ausencia de los alumnos.
Los profesores que no tengan adjudicada suplencia recorrerán las instalaciones del Centro velando por el orden comprobando que todos los grupos están atendidos y permanecerán en la Sala de profesores para atender cualquier situación imprevista.
En todo caso, si pasados diez minutos del inicio de la clase no se hubiera personado un profesor en el aula, el delegado del grupo deberá acudir a la sala de profesores o a Jefatura de Estudios para informar de esa situación.
El profesorado de guardia de biblioteca se responsabilizará del cumplimiento de las normas específicas de este espacio.
b) Atención a los alumnos en tiempo de recreo
El tiempo de recreo forma parte de la jornada lectiva y los alumnos deben tener atención y cumplir las normas de convivencia. Para velar por ello, se dedicarán periodos dentro de las guardias del profesorado en diferentes zonas del centro: vestíbulo, biblioteca, zona izquierda y zona derecha incluyendo patios.
c) Atención a los alumnos en los cambios de clase
Especialmente en la zona donde se ubican los grupos de los alumnos de ESO, se destinarán profesores que conozcan a ese alumnado y que, preferentemente, impartan clase a esas horas en la zona, para que los alumnos no estén desatendidos, favoreciendo así el tránsito ordenado de los grupos que cambian de espacio y el ambiente de descanso en las aulas. En esta tarea se contará con la colaboración del personal de conserjería.
8.2.7 Actividades complementarias y extraescolares
Consideradas de interés para la formación de los alumnos, suponen un esfuerzo añadido a la labor docente cotidiana y debe valorarse la actuación e implicación del profesorado. Estarán incluidas en la programación de los Departamentos en la Programación general Anual o, si se consideran interesantes después, serán autorizadas por la Dirección del Centro. Siempre serán ofertadas a todos los alumnos que cursan una misma materia dentro de cada nivel educativo.
Se procurará la mínima interrupción de las actividades académicas. Por ello, cuando se programen desde el Centro, será imprescindible cuidar las fechas, que salvo imperativos externos, y siempre con el acuerdo de Jefatura de Estudios, deberán celebrarse a final de cada periodo de evaluación o trimestre.
Jefatura de Estudios conocerá con la mayor antelación la participación en la actividad y organizará un horario especial que garantice la atención de los alumnos y el correcto desarrollo de las actividades programadas.
En la participación de estas actividades y por considerar de gran importancia su aprovechamiento y para garantizar el óptimo desarrollo de las mismas se tendrá en cuenta la actitud del alumnado no permitiendo la asistencia de los alumnos que hayan sido sancionados para dicha actividad.
Por otra parte, cuando el profesorado considere que su asistencia tiene un carácter fundamental en el desarrollo del currículo podrán considerarse obligatorias. En todas las actividades extraescolares y complementarias, dentro o fuera del centro, deben contemplarse las normas de convivencia.
En caso de haber más solicitudes que plazas se procederá a su baremación de acuerdo con los criterios aprobados por los órganos colegiados y expuestos al público en la página Web del Centro.
Tipos de actividades complementarias
a) Dentro del Centro y del horario lectivo
El profesorado afectado recibirá la información con la mayor previsión posible y acompañará presencialmente a los alumnos que le corresponden en su sesión de clase colaborando a su mejor desarrollo y aprovechamiento.
b) Fuera del Centro y desarrolladas en el día: visitas o excursiones
El profesorado las acompañará voluntariamente, estudiará las mejores posibilidades y tendrá en cuenta que deben autofinanciarse con los ingresos de los alumnos participantes y, en su caso, con las subvenciones específicas que se reciban, contemplando siempre los gastos totales de la actividad, puesto que el Centro no dispone de partida presupuestaria al efecto. Una vez terminada la actividad, el profesorado responsable de ella entregará a la jefatura de su departamento y ésta al Secretario del centro un impreso detallando la memoria económica y los justificantes de ingresos y gastos.
Dentro de su organización deberá contemplar:

  • Información a los alumnos y sus familias sobre los objetivos de la actividad, programa, precios, fechas y horarios.
  • Autorización escrita firmada por la familia del alumno y/o enterado de la programación de la actividad.
  • Inclusión en las Programaciones de los Departamentos o, en su caso, con quince días de antelación a Jefatura de Estudios y posteriormente reflejado en la memoria final del Departamento.
  • Los profesores acompañantes serán uno por cada veinte alumnos o fracción, aunque pueden variar dependiendo del destino, edad de los alumnos o tipo de actividad, siempre de acuerdo con las instrucciones de Jefatura de Estudios.
  • Comunicación previa, individual y escrita, al profesorado afectado por la actividad realizada por los organizadores de la misma.
  • Publicación en el tablón de anuncios de la Sala de Profesores: alumnado que participa, profesores acompañantes, profesorado afectado por la modificación del horario o por el agrupamiento de alumnos que no participan.

c) Fuera del Centro y de más de un día de duración (Viajes de estudios, intercambios, semana de esquí, etc.):
Estas actividades se contemplan con el mismo planteamiento organizativo que las anteriores y además se tendrá en cuenta:
Los profesores que se ausentan deben dejar en Jefatura actividades programadas para los grupos que quedan sin recibir sus clases. Los alumnos que participan deben asumir que las clases continúan y tendrán que recuperar las actividades desarrolladas aunque el profesorado facilitará la asistencia a las actividades programadas por el Centro. En cualquier caso, de las actividades que estuvieran programadas y que por alguna circunstancia no pudieran llevarse a cabo, se informará a alumnos y familias y se reembolsará la aportación económica que éstas hubieran efectuado. Cuando la actividad se lleve a cabo y no se pueda asistir por decisión personal, sólo en casos muy excepcionales se devolverá la cantidad entregada.
8.2.8 Uso de material e instalaciones
Se exigirá en todo momento la utilización cuidadosa de las instalaciones y del material. Cada grupo tendrá un alumno responsable del orden y limpieza con carácter rotativo. Asimismo, el alumnado limpiará y ordenará periódicamente los espacios que utilice.
El uso de la Biblioteca estará sujeto al horario y a las normas específicas que se establezcan. En este recinto se mantendrá un riguroso silencio.
Los talleres, laboratorios y aulas especiales, tendrán unas normas específicas de funcionamiento que se ajustarán a las anteriormente citadas.
Todos los profesores colaborarán en el mantenimiento del orden y limpieza del Instituto, realizarán una labor educativa y continua con los alumnos del Centro, reprenderán a los alumnos y grupos que deterioren el Instituto y su entorno y utilizarán adecuadamente los espacios y en especial la sala de profesores.
Los alumnos u otros usuarios que deterioren las dependencias y materiales del Centro deberán hacerse cargo del coste que suponga reparar los desperfectos producidos.
Todos los miembros de la comunidad educativa respetarán la propiedad privada de cada uno de los componentes de la Comunidad Escolar.

8.3 ACTUACIONES PARA MEJORAR LOS COMPORTAMIENTOS NEGATIVOS DEL ALUMNADO

Las correcciones que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia tendrán un carácter educativo y reparador. Deberán corregirse siempre que se produzcan en el recinto escolar, en las actividades extraescolares o en cualquier momento si están directamente relacionadas con la vida escolar y afectan a miembros de la comunidad educativa.
A efectos de la gradación de las correcciones, reducen la responsabilidad el reconocimiento espontáneo la actitud de disculpa, la reparación voluntaria de los daños causados y la falta de intencionalidad. Del mismo modo, acentúan la responsabilidad la premeditación, la reiteración y la actuación de daño u ofensa incluidos los realizados por medios virtuales, el menosprecio o discriminación por cualquier razón, condición o circunstancia de cualquier miembro de la comunidad educativa.
En todo caso, debe escucharse al alumno e informar a la familia y tutor.

8.3.1 Tipología de las conductas contrarias a las normas de convivencia
Serán consideradas conductas contrarias a las normas de convivencia:

  • Actuación que perturbe el normal desarrollo de la actividad docente.
  • Conductas que dificulten a los demás alumnos su derecho a aprender.
  • Incorrección o desconsideración, incluyendo medios virtuales, hacia otro miembro de la comunidad educativa.
  • Actos de indisciplina, agresión física o moral.
  • Actitud pasiva hacia las orientaciones del profesorado.
  • Deterioro de materiales e instalaciones.
  • Sustracción de pertenencias del centro o de otros miembros de la comunidad educativa.
  • Uso o presencia de dispositivos electrónicos, salvo consideración expresa del profesorado.
  • Fumar, inducir al consumo o consumir sustancias nocivas.
  • Faltar a clase de forma injustificada.
  • Retrasos reiterados o injustificados.
Podrán ser corregidas inicialmente, según su circunstancia, con mediación formal según se implementa en el anexo 2 del Plan de Convivencia.
En todo caso, podrán aplicarse las siguientes medidas correctivas:
Observación correspondiente en el SGD de acuerdo con sistema reflejado en Plan de Convivencia en anexo 6.
  • Amonestación verbal o escrita. Cada amonestación se reflejará con 10 puntos negativos (-10) en el Sistema de puntos del SGD. Se entregará por escrito, el original para el alumno o familia, con copia a Jefatura de estudios y otra copia al tutor como simple información. El alumno o su familia la devolverá firmada.
  • Asistencia a las actividades previstas excepcionalmente, dirigidas principalmente a la reflexión y corrección de grupo de alumnos, controladas por el profesorado (equipo docente) entre las 14:20 y 15 horas, pudiendo convocarse en este proceso a las familias.
  • Realización de tareas fuera del horario lectivo que contribuyan a la mejora de las actividades del centro o que sirva de reflexión o corrección personal de actitudes.
  • Reparación del daño causado a las instalaciones o al material del centro o a las pertenencias de otros miembros de la comunidad educativa.
  • Retención del dispositivo electrónico hasta la recepción de la familia.
  • Comparecencia ante Jefatura de Estudios con la correspondiente amonestación escrita.
  • Suspensión del derecho a participar en actividades complementarias o extraescolares.
  • Pérdida de evaluación continua o anulación de matrícula.
  • Amonestación escrita en caso de 10 retrasos.
  • Cambio de grupo por el plazo máximo de cinco días.
  • Suspensión del derecho de asistencia del Centro por el plazo máximo de cinco días. Se realizará con flexibilidad no teniendo que ser necesariamente los cinco días consecutivos, atendiendo la valoración o los intereses la familia o el alumno y evitando unirlo a fin de semana.
  • Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases por el plazo máximo de cinco días.

Los correctivos de 1 al 7 podrán ser aplicados por todo el profesorado. El 8 al 13 por la Dirección del Centro.

8.3.2 Características de las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia
Serán consideradas conductas gravemente perjudiciales a la convivencia:

  • Actos de indisciplina, agresión física o moral grave.
  • Deterioro grave o intencionado o reiterado de materiales e instalaciones o de bienes de otros miembros.
  • Cuando un alumno reciba cinco amonestaciones escritas o alcance un saldo de observaciones negativas equivalente (-50) según gradación y sistema de información determinada por el Equipo Directivo, tras consulta a la CCP, informada al Consejo Escolar y recogida en Plan de Convivencia en el anexo 6.
  • Uso de dispositivos electrónicos con intencionalidad de reproducir actuaciones de profesores o alumnos dentro o fuera del recinto escolar.
  • Presencia de dispositivos electrónicos no autorizados por el profesorado en pruebas orales o escritas.
  • Suplantación de personalidad, negativa o falsedad en la identificación ante un profesor del Centro o falsificación de documentos.
  • Actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad física de los demás.
  • Alcanzar un 15% de faltas injustificadas en una misma materia en el transcurso de una evaluación.
  • Retrasos reiterados o injustificados.
  • Actitud negativa que impida el correcto desarrollo de las actividades.
  • Incumplimiento de medidas correctoras impuestas con anterioridad.
  • Exhibición de símbolos o emblemas de carácter racista o xenófobo y realización de actos violentos.
Podrán ser corregidas con:
  • Realización de tareas en horario no lectivo.
  • Suspensión del derecho a participar en actividades extraescolares.
  • Cambio de grupo.
  • Suspensión de la prueba y calificación final negativa en caso de conducta e).
  • Suspensión del derecho a evaluación continua a propuesta del profesor de la materia en el caso de conducta h)
  • Suspensión del derecho de asistencia al centro entre cinco y veinte días.
  • Cambio de centro como medida excepcional si se dan las condiciones expuestas en la normativa.
Estos correctivos serán aplicados por la Dirección del Centro. En el caso de 6 y 7 previa instrucción de un procedimiento corrector, conciliado o común, tras haber designado a un profesor como instructor. Está designación será encomendada a profesores que garanticen objetividad respecto de las actuaciones del alumno y/o tengan experiencia y formación en temas de convivencia.
La atención educativa que el profesorado va a prestar a los alumnos con suspensión de asistencia a clase tendrá estrategias diferenciadas. Se procurará consensuarla con la familia o el alumno mayor de edad y deberá adaptarse a las circunstancias personales del alumno: edad, situación familiar.

 

 

0Subir